Sistemas Analógicos

En el sistema analógico de detección de incendios, cada elemento del propio sistema se puede tratar de forma individualizada, pudiendo saber su estado, programar su respuesta o bien asociar maniobras entre ellos.
A diferencia del sistema convencional, cada elemento del sistema analógico lleva una dirección única, por lo que, de producirse una alarma en la instalación, podemos saber exactamente qué equipo la ha producido.
Es un sistema realmente útil, ya que permite grabar numerosos eventos y de esa manera obtener información muy fiable de las alarmas, sean reales o falsas, de las averías y del lugar aproximado donde se producen.
Aunque el término analógico suene antiguo, no debe llevarnos a equivocación. En el sector de la detección de incendios, estos sistemas nos dan una información muy precisa de lo que ocurre, ofreciendo muchas más posibilidades que el sistema convencional.

 

Clasificación de detectores:

Los detectores son los elementos que detectan el fuego a través de alguno de los fenómenos que le acompañan: gases, humos, temperaturas o radiación UV, visible o infrarroja. Según el fenómeno que detectan se denominan:

  • Detectores de calor o temperatura.
  • Térmicos.
  • Termo velocímetros.
  • Combinados.
  • Compensados.

Detectores de humo

Ópticos

Detectan humos visibles. Se basan en la absorción de luz por los humos en la cámara de medida (oscurecimiento), o también en la difusión de luz por los humos (efecto Tyridall). Son de construcción muy complicada (más que los iónicos) ya que requieren una fuente luminosa permanente o bien intermitente, una célula captadora y un equipo eléctrico muy complejo. El efecto perturbador principal es el polvo. Las soluciones son difíciles.

Iónicos

Detectan gases de combustión, es decir, humos visibles o invisibles. Se llaman iónicos o de ionización por poseer dos cámaras, ionizadas por un elemento radiactivo, una de medida y otra estanca o cámara patrón. Una pequeñísima corriente de iones de oxígeno y nitrógeno se establece en ambas cámaras. Cuando los gases de combustión modifican la corriente de la cámara de medida se establece una variación de tensión entre cámaras que convenientemente amplificada da la señal de alarma. Como efectos perturbadores hay que señalar:

– Humos no procedentes de incendio (tubos de escape de motores de combustión, calderas, cocinas, etc.)
– Las soluciones a probar son: cambio de ubicación, retardo y aviso por doble detección.
– Corrientes de aire de velocidad superior a 0,5 m.s-1. Se soluciona con para vientos.

Barreras lineales.
Detectores por aspiración.

Detectores de llama.

Detectan las radiaciones infrarrojas o ultravioletas (según tipos) que acompañan a las llamas. Contienen filtros ópticos, célula captadora y equipo electrónico que amplifica las señales. Son de construcción muy complicada. Requieren mantenimiento similar a los ópticos de humos.

Infrarrojos (IR).
Ultravioletas (UV).
Combinados ultravioletas/infrarrojos (UV/IR).
Combinados infrarrojos/infrarrojos (IR/IR).
Combinado triple canal infrarrojos (IR3).
Mediante cámara CCTV.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies