3. Estrategias y técnicas para la gestión integrada de plagas. Control biológico y otras alternativas para el control de plagas en distintos cultivos.

3.1. OBJETIVOS

El presente tema pretende instruir, documentar y sensibilizar a los productores agrarios, con el fin de orientarles hacia una mejor práctica fitosanitaria, en la se utilicen los sistemas adecuados en la eliminación de plagas y enfermedades de los cultivos, favoreciendo el medio ambiente y manejando criterios e instrumentos biológicos a su alcance.

3.2. ESTRATEGIAS Y TÉCNICAS PARA LA GESTIÓN INTEGRADA DE PLAGAS.

La Gestión Integrada de Plagas, según el Real Decreto 1311/2012, de 14 de septiembre, por el que se establece el marco de actuación para conseguir un uso sostenible de los productos fitosanitarios se encuentra definida su artículo 3 como: “…el examen cuidadoso de todos los métodos de protección vegetal disponibles y posterior integración de medidas adecuadas para evitar el desarrollo de poblaciones de organismos nocivos y mantener el uso de productos fitosanitarios y otras formas de intervención en niveles que estén económica y ecológicamente justificados y que reduzcan o minimicen los riesgos para la salud humana y el medio ambiente. La gestión integrada de plagas pone énfasis en conseguir el desarrollo de cultivos sanos con la mínima alteración posible de los agroecosistemas y en la promoción de los mecanismos naturales de control de plagas”.

Todas las explotaciones agrícolas deberán aplicar los principios generales de la Gestión Integrada de Plagas a partir del 1 de enero de 2014.

En el Plan de Acción Nacional para el Uso Sostenible de Productos Fitosanitarios, aprobado en Conferencia Sectorial de Agricultura y Desarrollo Rural en diciembre de 2012, concretamente en la medida 3.1, ya se preveía la elaboración de las guías de gestión integrada de plagas, durante el periodo de vigencia del Plan.

Las guías de Gestión Integrada de Plagas (GIP), tienen como finalidad servir de orientación a agricultores y asesores para conseguir implantar los principios de gestión integrada de plagas en toda la producción agrícola nacional, uno de los requisitos para todas las explotaciones agrícolas que desarrollen su actividad en España, según el Capítulo III del Real Decreto 1311/2012, de 14 de septiembre, por el que se establece el marco de actuación para conseguir un uso sostenible de los productos fitosanitarios.

A pesar de que el Manejo Integrado es, posiblemente, el sistema que aporta las soluciones más óptimas a los problemas que supone el control de plagas en agricultura, su puesta en marcha presenta las siguientes inconvenientes:

  • El conocimiento de nuestros ecosistemas agrícolas es insuficiente. Un programa eficaz de Gestión Integrada implica un buen conocimiento de los componentes y del funcionamiento del agroecosistema a proteger.
  • Existe un mayor grado de riesgo a corto plazo. Los resultados son más “imprevisibles” que los empleados en una agricultura que sólo utilice productos fitosanitarios, aunque a largo plazo los programas de Manejo Integrado resulten económicamente más beneficiosos.
  • Mayor complejidad. La corrección de una práctica cultural, la conservación y transporte de un enemigo natural o su introducción en el medio,…
  • Necesidad de que el agricultor tenga una importante preparación técnica. Es necesario hacer ver al agricultor que el empleo de ciertas técnicas le permite controlar con eficacia una determinada plaga.
  • Mayor dedicación en las observaciones periódicas para estimar los niveles de plaga. Existe un mayor riesgo en las decisiones

3.2.1. Estrategias

Se entiende por estrategia la elaboración de un plan para controlar la plaga. La importancia de la plaga viene determinada por las características propias del insecto y por el cultivo. La estrategia puede consistir, por tanto, en introducir modificaciones sobre el insecto, sobre el cultivo o sobre ambos. Los tipos de estrategias pueden ser los siguientes:

  1. No tomar medidas (no hacer nada).
  2. Reducir la densidad poblacional del fitófago.
  3. Reducir la susceptibilidad de la planta.
  4. Combinar las dos anteriores.

3.2.1.1. NO TOMAR MEDIDAS (NO HACER NADA)

No se tomará ninguna medida de control cuando la densidad poblacional del fitófago está por debajo del nivel económico de daños (NED). Este caso suele ocurrir con fitófagos que originan daños indirectos, es decir, que no atacan directamente al órgano cosechable. Para tomar esta decisión, es necesario realizar un muestreo riguroso que nos asegure que lo más apropiado es no tomar medidas.

3.2.1.2. REDUCIR LA DENSIDAD POBLACIONAL DEL INSECTO

Un concepto fundamental para el manejo integrado de las plagas es la idea de tolerar un cierto número de individuos de una plaga o una cantidad específica de daño causado por una plaga.

La dificultad se encuentra en la determinación del momento en que se debe tomar algún tipo de acción (generalmente la aplicación de un plaguicida) para controlar la plaga y evitar un daño económico. Se determinan los valores de la infestación de una plaga para los niveles de umbrales económicos mediante el monitoreo, y estos varían según el cultivo y la plaga específicos. La densidad de las plagas puede representarse por insectos por hoja, adultos por trampa,…

¿Cual es la cantidad tolerable? El avistamiento de una única plaga no siempre significa que se necesite el control. Con el fin de ayudar a tomar decisiones sobre cuándo y cómo intervenir para controlar una plaga, tradicionalmente se han definido valores como:

  1. Umbral de Tratamiento o Umbral Económico (UT, UE), nivel de población de plaga que al ser sobrepasado necesita una intervención limitante, sin la cual el cultivo corre el riesgo de sufrir pérdidas superiores al coste de las medidas de lucha previstas y a los efectos indeseables que dicha intervención pueda suponer”.
  2. Nivel económico de daños (NED), que es la densidad más baja de la población plaga que causa daños económicos (Pedigo, 1986); Si se espera hasta que la densidad de la plaga alcance el NED para tomar una decisión de control, seguramente la plaga aumentará su densidad por arriba de este nivel y causará pérdidas económicas. El NED es dinámico (puede cambiar cada año) y es diferente para cada cultivo atacado. De este modo, es importante realizar un plan de muestreos secuenciales para estimar la densidad de la población plaga, y teniendo en cuenta el UE, determinar la necesidad de aplicar un control. Algunos cultivos tienen un NED muy bajo soportando muy poco daño sin causar perjuicios económicos (Ej.: las plantas ornamentales). Es necesario entonces, en estos casos, el empleo de un agente de control biológico que actúe rápidamente matando a la plaga. Por lo contrario, hay otros cultivos que son más tolerantes antes de que el daño económico ocurra (Ej.: los cultivos de árboles) y entonces permiten una mayor flexibilidad en el tipo de control biológico que puede emplearse.

En especies que poseen una posición general de equilibrio baja (PGE) en comparación con el nivel económico daños (NED) la mejor estrategia esreducir los picos poblacionales. Esta acción prevé el daño.

En especies con la posición general de equilibrio (PGE) próxima o superior al nivel económico daños (NED) la mejor estrategia es:

  • BAJAR el valor de la posición de equilibrio (PGE). Esto se puede hacer reduciendo la capacidad del medio para soportar la población, lo que se consigue reduciendo los hábitat favorables del medio, por ejemplo con la rotación de cultivos.
  • REDUCIR el potencial biótico de la población. Reducir la capacidad de multiplicación o supervivencia de la plaga como por ejemplo con la lucha autocida con suelta de individuos estériles o la confusión sexual impidiendo el encuentro entre sexos.

Los métodos utilizados en la estrategia de reducción de la densidad poblacional son numerosas y variadas (es la estrategia más frecuente en control de plagas):

  • Empleo de enemigos naturales
  • Cultivares resistentes
  • Modificaciones del medio
  • Feromonas,

Aplicación de insecticidas selectivos (productos reguladores o inhibidores del crecimiento de los insectos….)

3.2.1.3. REDUCIR LA SUSCEPTIBILIDAD DEL CULTIVO AL DAÑO FÍSICO

Es una estrategia efectiva y deseable para conservar el medio. Para su aplicación es preciso introducir cambios en la planta, pero no en el fitófago:

  • Mejora del vigor de la planta
  • Utilización de variedades tolerantes o resistentes
  • Cambios en la fecha de siembra o plantación
  • Uso de variedades transgénicas,…

3.2.1.4. COMBINACIÓN DE ESTRATEGIAS

El combinar las estrategias anteriores es la acción más conveniente, siempre que sea posible. Es un principio básico para el desarrollo de la Gestión Integrada de Plagas.

3.3. PRINCIPIOS GENERALES DE LA GESTIÓN INTEGRADA DE PLAGAS.

Según el Real Decreto 1311/2012, de 14 de septiembre, por el que se establece el marco de actuación para conseguir un uso sostenible de los productos fitosanitarios se han definido 8 principios generales en la gestión integrada de plagas:

1. La prevención o la eliminación de organismos nocivos debe lograrse o propiciarse, entre otras posibilidades, especialmente por:
a) Rotación de los cultivos
b) Utilización de técnicas de cultivo adecuadas (por ejemplo, técnica de la falsa siembra, fechas y densidades de siembra, dosis de siembra adecuada, mínimo laboreo, poda y siembra directa)
c) Utilización, cuando proceda, de variedades resistentes o tolerantes así como de simientes y material de multiplicación normalizados o certificados
d) Utilización de prácticas de fertilización, enmienda de suelos y riego y drenaje equilibradas
e) Prevención de la propagación de organismos nocivos mediante medidas profilácticas (por ejemplo, limpiando periódicamente la maquinaria y los equipos)
f) Protección y mejora de los organismos beneficiosos importantes, por ejemplo con medidas fitosanitarias adecuadas o utilizando infraestructuras ecológicas dentro y fuera de los lugares de producción y plantas reservorio.

2. Los organismos nocivos deben ser objeto de seguimiento mediante métodos e instrumentos adecuados, cuando se disponga de ellos. Estos instrumentos adecuados deben incluir, cuando sea posible, la realización de observaciones sobre el terreno y sistemas de alerta, previsión y diagnóstico precoz, apoyados sobre bases científicas sólidas, así como las recomendaciones de asesores profesionalmente cualificados.

3. Sobre la base de los resultados de la vigilancia, los usuarios profesionales deberán decidir si aplican medidas fitosanitarias y en qué momento. Un elemento esencial para tomar una decisión es disponer de valores umbrales seguros y científicamente sólidos. Cuando sea posible, antes de efectuar los tratamientos deberán tenerse en cuenta los niveles umbral de los organismos nocivos establecidos para la región, las zonas específicas, los cultivos y las condiciones climáticas particulares.

4. Los métodos sostenibles biológicos, físicos y otros no químicos deberán preferirse a los métodos químicos, siempre que permitan un control satisfactorio de las plagas.

5. Los productos fitosanitarios aplicados deberán ser tan específicos para el objetivo como sea posible, y deberán tener los menores efectos secundarios para la salud humana, los organismos a los que no se destine y el medio ambiente.

6. Los usuarios profesionales deberán limitar la utilización de productos fitosanitarios y otras formas de intervención a los niveles que sean necesarios, por ejemplo, mediante la reducción de las dosis, de la frecuencia de aplicación o mediante aplicaciones fraccionadas, teniendo en cuenta que el nivel de riesgo que representan para la vegetación debe ser aceptable y que no incrementan el riesgo de desarrollo de resistencias enlas poblaciones de organismos nocivos.

7. Cuando el riesgo de resistencia a una medida fitosanitaria sea conocido y cuando el nivel de organismos nocivos requiera repetir la aplicación de productos fitosanitarios en los cultivos, deberán aplicarse las estrategias disponibles contra la resistencia, con el fin de mantener la eficacia de los productos. Esto podrá incluir la utilización de productos fitosanitarios múltiples con distintos modos de acción.

8. Los usuarios profesionales deberán comprobar la eficacia de las medidas fitosanitarias aplicadas sobre la base de los datos registrados sobre la utilización de productos fitosanitarios y del seguimiento de los organismos nocivos.

3.4. TOMAS DE DECISIONES Y ETAPAS EN PROTECCIÓN FITOSANITARIA

La Gestión Integrada de Plagas (GIP) es una estrategia de gestión que combina diferentes técnicas apropiadas y complementarias con el objetivo de mantener las poblaciones de plagas a niveles aceptables y reducir o eliminar el uso de los plaguicidas. La Gestión Integrada de Plagas (GIP) es una estrategia que abarca la prevención, la identificación de plagas, el monitoreo, los niveles de tolerancia y umbrales económicos, los métodos de control y la evaluación. Si bien las estrategias de prevención y métodos de control específicos deben diseñarse para cada caso en particular, la GIP provee herramientas que ayudan a tomar decisiones inteligentes en el control de las plagas.

3.4.1. Identificación de la plaga.

Es importante conocer las plagas y los enemigos naturales, ya que no todos los insectos y otros organismos vivos requieren control. Muchos son inofensivos, y/o beneficiosos. Es crítico identificar correctamente el organismo para confirmar que sea efectivamente una plaga y planificar las mejores soluciones.

3.4.2. Conocimiento del ciclo vital de la plaga y de sus parásitos

Para controlar las plagas, es necesario conocer su hábitat, sus hábitos alimenticios y sus diferentes estados de desarrollo. Condiciones ambientales como la humedad, temperatura y disponibilidad de alimento, pueden afectar la duración del ciclo de vida de los insectos. Un ambiente favorable, puede acortar el tiempo de desarrollo de huevo a adulto. Es particularmente útil conocer la etapa de desarrollo en la cual la plaga es más vulnerable:

Huevo y pupa -> En estas etapas de desarrollo los insectos son generalmente difíciles de controlar, porque están inactivos, no se alimentan, están inmóviles y frecuentemente se encuentran protegidos en capullos o en lugares de difícil acceso.

Larva y ninfa -> En estas etapas el insecto tiene un tamaño pequeño, esta activo y es vulnerable, en estas etapas es cuando usualmente se tiene el mejor control.

Adulto -> En esta etapa los insectos se controlan con poco éxito. Son más resistentes a los pesticidas y podrían haber ya depositado huevos para tener una nueva generación.

3.4.3. Muestreo para evaluar la población de una plaga.

Se necesita valorar el nivel de la infestación de plagas para saber qué influencia tendrá la plaga sobre el rendimiento, cuándo aplicar controles y qué clase de métodos de control son apropiados. Esto puede resultar difícil, puesto puede verse influenciada por diversos factores externos. Una vez identificada una plaga se debe monitorear antes de que se convierta en un problema. Existen diferentes tipos de muestreos:

Observación visual en campo. Puede ser útil para determinar las plagas y las poblaciones de insectos benéficos. También se pueden observar visualmente las enfermedades de las plantas, los trastornos ambientales y las prácticas culturales no apropiadas.

Utilización de trampas. Dependiendo de la plaga a muestrear se elegirá el tipo de trampa (sexuales, cromotrópicas, pegajosas, luminosas, alimenticias….).

La elección del método de muestreo más adecuado en cada caso se haceen función de la naturaleza de la plaga y del estadio de su ciclo.

Lo que hay que observar incluye:

  • Presencia/ausencia
  • Distribución – ¿en todas partes o localizada?
  • Número – ¿aumento o disminución?

3.4.4. Establecimiento de un umbral de acción

Uno de los aspectos fundamentales del Manejo Integrado es el establecimiento y la determinación exacta del umbral de tratamiento o económico (UT o UE) y del umbral o nivel económico de daño (UED o NED). El Nivel de Daño Económico (NDE), es el mínimo nivel de abundancia de una plaga que ocasionará un perjuicio económico, o sea una “cantidad de daño” que justifica el costo adicional de aplicar las medidas de control, en nuestro caso, la aplicación de agroquímicos. Es decir que en este punto, el daño causado es económicamente igual al costo de aplicación del agroquímico. Esto no significa necesariamente que el tratamiento deba ser aplicado en ese momento. Si nos encontramos con una plaga que viene creciendo y todo hace suponer que va a superar el NDE: ¿por qué esperar hasta ese momento y no anticiparnos a los hechos?

Así, el Umbral Económico o Umbral de Acción (UE), es definido como la densidad poblacional de una plaga (en realidad en ese momento todavía no lo es), en donde se deben iniciar las acciones de control a fin de evitar que la misma supere el NDE. Aunque se mide en densidad de insectos, el UE realmente es el tiempo que hay para tomar una acción, es decir, los números simplemente son un índice de ese tiempo.

Para ello se siguen varias etapas en su decisión:

A) Prevención

Lo que se pretende en un programa de GIP es evitar que las plagas se transformen en una amenaza. Esto implica el uso de métodos de cultivo tales como la rotación de distintos cultivos, la selección de variedades resistentes a plagas, utilización de plantas libre de virus, protección de organismos beneficiosos,…

B) Elección de una combinación apropiada de técnicas de control.

Una vez que los umbrales de acción indican que se requiere el control de plagas, y los métodos preventivos ya no son efectivos, los programas de GIP evalúan el método de control apropiado en cuanto a eficacia y riesgo, teniendo como preferencia no usar productos fitosanitaros

3.4.5. Evaluación de los resultados.

¿Tuvieron efecto las medidas tomadas?

¿Se obtuvo la prevención o control deseado?

¿Hubo efectos colaterales indeseables?

¿Qué hacer en el futuro en un caso similar?

3.5. CONTROL BIOLÓGICO Y OTRAS TÉCNICAS ALTERNATIVAS PARA EL CONTROL DE PLAGAS EN DISTINTOS CULTIVOS.

El control biológico es una práctica que consiste en la utilización de organismos vivos para reducir y mantener una plaga por debajo de los niveles de daño económico. Su valor recae en que puede resultar como un control eficiente de una plaga tanto a medio como a largo plazo, compatible con un bajo riesgo ambiental y una producción sostenible. Resulta fundamental para los programas de control biológico considerar la ecología, biología y comportamiento de los enemigos naturales de la plaga y de la plaga misma, además de aquellos factores que podrían ser causantes de cambios poblacionales.

La Organización Internacional de Lucha Biológica (OILB) define el control biológico como «la utilización de organismos vivos, o de sus productos, para evitar o reducir las pérdidas o daños causados por los organismos nocivos». Desde este punto de vista se incluyen en este concepto no sólo los parasitoides, depredadores y patógenos de insectos y ácaros, sino también el de fitófagos y patógenos de malezas así como feromonas, hormonas juveniles, técnicas autocidas y manipulaciones genéticas.

3.5.1. Tipos de control biológico

Existen tres categorías principales de control biológico: el clásico, el aumentativo y el conservativo o de conservación.

3.5.1.1. El control biológico clásico

Consiste en la introducción de una especie exótica para el control de una plaga. El objetivo es que se establezca de forma permanente, pasando a formar parte de la fauna de la zona.

3.5.1.2. El control biológico aumentativo

Consiste en incrementar la población de enemigos naturales mediante crías en laboratorio, para luego liberarlos en gran cantidad varias veces al año. El aumento de las poblaciones o las liberaciones se puede realizar de dos maneras: liberaciones inundativas o inoculativas. El primero consiste en la liberación de un gran número de individuos que producen una reducción rápida del daño de la plaga o incluso una extinción local de la misma, el control se logra por acción directa de los individuos liberados más que por la acción permanente en el tiempo como resultado de la descendencia, por lo tanto, requiere de liberaciones repetidas si la plaga vuelve a aparecer. La segunda es una liberación periódica de un número más reducido de individuos que regule a la plaga de una forma más persistente en el tiempo debido a su imposición en la zona.

3.5.1.3. Por último, el control biológico conservativo

Se basa en la modificación del entorno y de las prácticas existentes con el fin de proteger y aumentar la población de enemigos naturales ya presentes en el entorno.

Por lo tanto es crítico conocer la biología, la ecología y el comportamiento tanto de los enemigos naturales como de la especie plaga. Ademas se debe considerar de las condiciones de transporte y almacenamiento de los preparados industriales así como las técnicas y momentos de liberación de estos insectos auxiliares para que mantengan las plagas a niveles no dañinos.

Para el éxito en la utilización de estos “auxiliares” se debe tener en cuenta:

  • Transporte. Es importante mantener unas condiciones de temperatura óptimas durante su transporte y almacenamiento (10- 15º C para ácaros o de 5-10ºC para Orius sp.) y se debe proteger de la luz directa.
  • Almacenamiento. Tras la recepción, su liberación en el cultivo debe ser lo más breve posible (no almacenar más de 18 horas a 2 días dependiendo del auxiliar).
  • La fenología del cultivo. Por ejemplo la presencia de flores para la disponibilidad de polen como en el caso de Orius y A. swirski, y así poder establecerse en el cultivo, antes de la aparición de trips, ofreciendo un buen nivel de protección y un desarrollo más rápido.
  • Las condiciones climáticas: temperatura, humedad, longitud del día
  • La cantidad de plaga. A mayor cantidad se multiplicarán con más rapidez y permanecerán más tiempo en el cultivo.

En muchos casos, con la implementación de una sola de estas estrategias no se logra controlar eficazmente una plaga y, por lo tanto, resulta conveniente poner simultáneamente en práctica más de un método de control. Las diferentes estrategias de control biológico, no sólo no son excluyentes sino que ade más pueden combinarse con otras tácticas de control, dentro de un plan de manejo integrado de plagas.

3.5.2. Tipos de organismos utilizados en el control biológico.

3.5.2.1. Autóctonos

Es la que se encuentra de forma natural en cada zona, actuando de forma espontánea, y su actuación se ve favorecida con un menor número de tratamientos químicos, flora adventicia regulada, etc

3.5.2.2. Productos biológicos formulados

Son preparados comerciales que se incorporan al cultivo para controlar una plaga.

3.5.2.3. Plantas

A) Alelopatía
Es el estudio de la producción y secreción de sustancias, como fitohormonas, para establecer relaciones simbióticas o antagónicas entre plantas en un mismo cultivo. En otras palabras, es el estudio entre plantas que son afines o se repelen entre ellas con aleloquímicos.

B) Plaguicidas botánicos
Es el aprovechamiento de la producción de aceites esenciales o ferohormonas secretadas por las plantas en contra de plagas de hongos o artrópodos. Son plaguicidas de origen vegetal, se puede utilizar en forma acuosa, infusión, o por extracción con compuestos orgánicos como alcoholes o acetonas. Para cultivos orgánicos se recomienda la aplicación en forma de extractos acuosos, por su fácil degradación con los factores del ambiente y no deja residuos en los productos agrícolas cosechados.

C) Cultivos trampa
Son cultivos especiales de plantas con el fin de atraer insectos dañinos para mantenerlos alejados de los cultivos principales. Suelen ser plantados en el perímetro del terreno cuyo cultivo se trata de proteger o en forma intercalada.

D) Competidores
Algunos países (Benín y Vietnam) usan la legumbre trepadora Mucuna pruriens para controlar a Imperata cylindrica, una graminea que puede llegar a ser problemática.

3.5.2.4. Depredadores

En general los depredadores son especies que consumen directamente un gran número de presas en el curso de su vida. Existen depredadores específicos que necesitan alimentarse de una determinada especie para sobrevivir y otros que no son tan específicos con el riesg de que acaban con otros organismos beneficiosos. Los coccinélidos(mas conocido como mariquitas), en particular sus larvas que suelen ser muy activas en los meses de mayo a julio en el hemisferio norte, son depredadores de pulgones o áfidos, ácaros, insectos escama, cochinillas de la harina y también huevos, larvas y pupas de insectos, incluyendo los de su misma especie. Coleomegilla maculata puede alimentarse de las larvas del escarabajo de la patata (Leptinotarsa decemlineata). Las larvas de muchas moscas sírfidas (especialmente las de la subfmilia Syrphinae) se alimentan preferentemente de áfidos. y los ácaros de la especie Phytoseiulus persimilis que se alimenta exclusivamente de Tetranichus urticae (araña roja).

Este tipo de depredadores son capaces de sobrevivir en los cultivos en ausencia de plaga, de modo que cuando ésta comienza, rápidamente se convierten en sus presas (crisopas, chinches como Orius y Nesidiocoris). Varias especies de nematodos son importantes depredadores de insectos y otros invertebrados que son plagas. Phasmarhabditis hermaphrodita es un nematodo microscópico que se alimenta de babosas donde su acción se asocia con su simbionte, una bacteria patogénica, tal como Moraxella osloensis. El nematodo penetra en la babosa y se alimenta de sus entrañas, donde también se reproduce. Pero es la bacteria que mata a la babosa.

Las siguientes especies se usan en el control de ácaros de la familia Tetranychidae:
Phytoseiulus persimilis, ​ Neoseilus californicus, ​ y Amblyseius cucumeris, el mosquito depredador Feltiella acarisuga, y un coccinélido Stethorus punctillum. ​ El antocórido Orius insidiosus también se usa contra Tetranychus urticae y contra el tisanóptero Frankliniella occidentalis.

3.5.2.5. Parasitoides

Según el lugar donde se desarrolle el parasitoide puede ser:

  • Endoparasitoide: la larva se alimenta y desarrolla en el interior del cuerpo del huésped.
  • Ectoparasitoide: la larva se alimenta externamente del huesped.

Una de las ventajas de los parasitoides como controles biológicos es que la mayoría son específicos y en general no atacan a otras especies. Los parasitoides ponen sus huevos dentro, encima o cerca de su huésped. La larva usa a este huésped como alimento y termina matándolo en la gran mayoría de los casos. Los parasitoides más comunes pertenecen a los órdenes Hymenoptera y Diptera. Los parasitoides de Hymenoptera pertenecen a Parasitica que incluye varias superfamilias, como Ichneumonoidea. Entre las moscas o dípteros, la familia Tachinidae está compuesta totalmente de parasitoides. Encarsia formosa fue uno de los primeros controles biológicos en uso, es una pequeña avispa afelínida que parasita a la mosquita blanca. Es efectiva en casos de baja infección confiriendo protección prolongada. La avispilla pone sus huevos en la ninfa de la mosquita blanca, que se vuelve negra a medida que crece el parasitoide. Los miembros del género Cotesia parasitan a muchas orugas consideradas plagas. Cotesia glomerata ha sido introducida en algunos países para el control de los gusanos de las coles como Pieris rapae. La mosca taquínida de las Américas, Trichopoda pennipes parasita numerosos hemípteros como la chinche verde, Nezara viridula y otros Coreidae. El himenóptero endoparásitoide Aphidius colemani, es una pequeña avispilla de color negro que pone los huevos en el interior de pulgones, principalmente de Aphis gossypii y Myzus persicae. Justo antes de que finalice el desarrollo de la larva dentro del pulgón, éste va tomando una coloración dorada. Este estado se conoce con el nombre de “momia” y es un índice visual muy valioso para observar si el parásito se ha establecido en el cultivo. De esta momia emergerá un nuevo adulto, el cual puede llegar a parasitar más de 300 pulgones.

3.5.2.6. Controles de malezas

Un número de plantas introducidas intencional o accidentalmente a regiones más allá de su área de distribución tienden a convertirse en plagas. Se pueden usar algunos insectos herbívoros para su control. El camalote de Sudamérica se ha convertido en una seria plaga en los Estados Unidos y en el Lago Victoria de África. Varias especies de insectos se usan para su control. Los gorgojos Neochetina bruchi y Neochetina eichhorniae y la polilla Niphograpta albiguttalis sirven para este fin. Varios gorgojos, entre ellos Larinus planus, se usan para controlar a Cirsium arvense (cardo cundidor), así como una mosca Tephritidae, Urophora cardui.

3.5.2.7. EntomoPatógenos

Son microorganismos que producen enfermedades a los insectos, como hongos, virus, bacterias y bacterias etc. Penetran en la especie plaga a través del tubo digestivo o del tegumento dando lugar a la expresión de la enfermedad que provoca la muerte del hospedante. Los entomopatógenos son los únicos que no buscan de forma activa a sus presas, a excepción de los nematodos, por lo que son relativamente específicos. Existen una variedad de enfermedades microbianas de los insectos. Algunas pueden ser usadas como plaguicidas biológicos.

A) Bacterias
Las bacterias usadas como controles biológicos infectan a los insectos por vía digestiva, por eso a veces proporcionan limitadas opciones para controlar a los insectos con piezas bucales chupadoras como los áfidos y los insectos escamas. Bacillus thuringiensis es la especie de bacteria más ampliamente usada, con cuatro subespecies, por lo menos, usadas para controlar mariposas y polillas, escarabajos, moscas y otros insectos plaga. Durante su esporulación sintetiza una proteína cristalina tóxica a un determinado grupo de insectos que es utilizada como bioinsecticida comercial contra numerosos insectos. Cuando el insecto consume Bacillus thuringiensis, se paraliza su tubo digestivo deja de comer y muere.
Esta bacteria ha demostrado ser muy específica, siendo inocuo para otros insectos como la abeja y no se ha visto resistencia parte de las plagas. El inconveniente principal observado en el uso de Bt, consiste en el tiempo que puede tardar para dejar muerto al insecto (hasta una semana), lo que desespera en muchas ocasiones al productor. Se puede comprar la bacteria en saquitos de esporas secas. Se las mezcla con agua y fumiga en las plantas vulnerables, como canola y árboles frutales. B. thuringiensis también se usa en algunos cultivos para hacerlos resistentes a estas plagas y para reducir el uso de plaguicidas.​ La bacteria grampositiva, Paenibacillus popilliae es útil en el control del escarabajo japonés en los países donde se ha convertido en una plaga invasiva porque los infecta, matando a la larva. Es muy específica y no afecta a otras especies de invertebrados o vertebrados.

B) Hongos
Causan enfermedades en los insectos, incluyen por lo menos 14 especies que atacan a los áfidos, se presentan en el mercado como un bioinsecticida a base de esporas vivas del hongo.Beauveria bassiana es producido en gran escala y se usa para el control de una variedad de insectos plagas, incluyendo a la mosquita blanca, tisanópteros, áfidos y gorgojos. ​ Varias especies de Lecanicillium se usan contra la mosquita blanca, los tisanópteros y los áfidos. Metarhizium spp. sirven para el control de escarabajos, langostas migratorias y otros saltamontes, Hemiptera y ácaros. Paecilomyces fumosoroseus sirve para controlar a las mosquitas blancas, tisanópteros y áfidos. Purpureocillium lilacinus se usa contra los nematodes del género Meloidogyne.Verticillium lecanii.
Actúa por contacto, adhiriéndose firmemente a la cutícula del insecto, penetra en su interior y éste se ve afectado en el plazo de 48 horas después de la infección.

C) Virus
Los Baculovirus son específicos de ciertas especies de huéspedes. El virus de Lymantria dispar se ha usado para el control de la polilla Lymantria dispar en grandes extensiones de bosques de Norte América donde este insecto causa severa defoliación. Las orugas mueren después de ingerir el virus. Los virus permanecen en el cadáver y el follaje, así pueden ser transmitidos a otras orugas. El virus de la neumonía hemorrágica vírica ha sido introducido en Australia y Nueva Zelanda en un esfuerzo por controlar la población del conejo europeo.

Ventajas del control biológico

  • No hay riesgo de toxicidad.
  • No contamina el medio ambiente.
  • No existen problemas de residuos.
  • No hay que respetar ningún plazo de seguridad.
  • No produce resistencias

Inconvenientes del control biológico

  • Se requiere mayores conocimientos de la biología tanto del agente causante del daño como de sus enemigos naturales
  • No hay en el mercado productos para controlar todas las plagas y enfermedades.
  • La eficacia del control depende mucho de las condiciones climáticas.
  • Uso de productos fitosanitarios compatibles con la fauna útil.
  • Requiere asesoramiento técnico.
  • Se observa a largo plazo, no tan rápido como con los productos químicos.

3.6. PRÁCTICAS DE IDENTIFICACIÓN DE PLAGAS Y DE ORGANISMOS DE CONTROL Y SU MANEJO

El grupo de los Insectos, Insecta, forman una clase de invertebrados incluidos en el filo de los Artrópodos y en el subfilo de los Hexápodos. Sus características generales incluyen un exoesqueleto de quitina, un cuerpo dividido en tres partes (cabeza, tórax y abdomen), tres pares de patas articuladas, ojos compuestos y un par de antenas. Son una de las clases de animales más diversas del planeta e incluyen a más de un millón de especies, representando más de la mitad del total de organismos vivos conocidos. Se pueden encontrar en prácticamente cualquier hábitat, aunque el menos frecuente para ellos es el oceánico, donde domina otra clase de artrópodos, los crustáceos.

3.5.1 Características de los insectos

Entre las características de los insectos es de destacar que su morfología no difiere demasiado con respecto a la de otros artrópodos. En la cabeza se encuentran sus dos antenas con funciones sensoriales, sus dos ojos compuestos y en algunos casos también tres ocelos simples. Sus piezas bucales están en la cara inferior de la cabeza y están formadas por un labio superior (labro), dos mandíbulas, dos maxilas y un labio inferior. El tórax tiene seis extremidades articuladas y en algunas especies dos o cuatro alas. En el abdomen se concentran la mayoría de aparatos del animal: el digestivo, respiratorio, excretor y reproductor.El aparato digestivo de los insectos consiste en un tubo conocido como canal alimentario que va desde la boca hasta el ano. Está dividido en tres secciones: la anterior, la media y la posterior. En la primera se encuentra la cavidad bucal, la faringe, el esófago, el buche y el proventrículo. En ella se producen los primeros pasos de digestión enzimática y mecánica. En la sección media se produce la mayor parte de la absorción de nutrientes a través de las microvellosidades. En la parte posterior las sustancias no digeridas se unen al ácido úrico secretado por el sistema excretor y forman las bolas fecales.El sistema respiratorio de los insectos es traqueal y está formado por tubos y sacos a través de los cuales los gases se difunden o son activamente bombeados hasta llegar directamente a los órganos. Como consecuencia, el sistema circulatorio no es requerido para transportar el oxígeno y por lo tanto está muy reducido en los insectos. El tamaño de los insectos ha estado influenciado enormemente por el sistema respiratorio, que disminuye en eficacia a medida que aumenta el tamaño del animal.El sistema nervioso de los insectos está formado por un cordón nervioso central y por el cerebro, situado en la cabeza y bastante desarrollado. En cada segmento de los insectos se encuentran un par de ganglios nerviosos, aunque algunas especies los tienen fusionados. Los insectos tienen órganos sensoriales bastante desarrollados, aunque varían según la especie. Muchos pueden captar luz, estímulos químicos, vibraciones, ciertos rangos de sonido y algunos incluso pueden sentir dolor.

La alimentación de los insectos es variada, algunas especies se alimentan de plantas, otras de animales (enteros o partes de ellos como la sangre), otras son omnívoras y algunas son saprófitas. La reproducción en los insectos acostumbra a ser sexual, con individuos de sexos diferentes y normalmente distinguibles por rasgos morfológicos. Sin embargo, en algunos casos se pueden reproducir por partenogénesis o ser hermafroditas. En la mayoría de casos, las crías nacen a través de huevos, sin embargo el número y forma de estos huevos varía mucho según las especies. En la mayoría de insectos la etapa fértil de las hembras es muy corta y es capaz de generar muchas crías en muy poco tiempo.El desarrollo de las crías es indirecto, puesto que estas sufren metamorfosis hasta convertirse en individuos adultos. Los grados de esta metamorfosis son distintos según la especie: en algunos, las crías sólo se diferencian de los adultos en tamaño y madurez sexual, mientras que otros pasan por varias etapas larvarias antes de desarrollarse completamente.

3.6.2. Clasificación de los insectos

Al ser una clase tan diversa, la clasificación no ha sido fácil y todavía hoy hay cierta polémica. Para no entrar en detalle en las intrincadas relaciones entre las diferentes órdenes, simplemente vamos a enumerar las órdenes más importantes:

Odonata
Los Odonatos son las libélulas y los caballitos del diablo. Se distinguen de la mayoría de insectos en que no pueden doblar sus alas sobre el abdomen. Se consideran más primitivos y tienen una metamorfosis incompleta.

Blattodea
En el grupo de los Blatodeos se encuentran las cucarachas. Tienen metamorfosis incompleta, presentan un cuerpo aplanado y miden entre 3 y 7 cm. poseen unos ojos compuestos muy pequeños, son omnívoras y tienen dos pares de alas.

Orthoptera
Los Ortópteros incluye a grillos, saltamontes y langostas. Se caracterizan por tener el tercer par de patas adaptado para realizar saltos y tener una metamorfosis sencilla. Son de importancia agrícola por ser voraces destructores de plantas, unos pocos son depredadores y otros omnívoros en su alimentación

Phthiraptera
En el orden de los Ftirápteros se encuentran los piojos. Son insectos sin alas y parásitos externos de animales superiores como mamíferos y aves. Se alimentan de restos de piel, plumas o sangre del hospedador.

Coleoptera
Los Coleópteros es el orden del reino Animal con el mayor número de especies, más de 375.000. Su nombre común es el de escarabajos, tienen una gran diversidad de formas y están adaptados a casi todos los hábitats. Muchas especies de este orden son fitófagas, otras son depredadoras y otras comen hongos, excremento o cadáveres. Su metamorfosis puede durar mucho tiempo en estado larvario (hasta 2 años).
– Coleopteros perjudiciales: escarabajo de la patata, gusano del alambre, gusano blanco, gusano cabezudo y picudo rojo.
– Coleopteros beneficiosos: Mariquitas (Coccinelidos):
ORDEN COLEOPTERA BENEFICIOSO

Diptera
Los Dípteros se caracterizan por tener sólo un par de alas, ya que el otro par se ha visto reducido y sirve para mantener el equilibrio. Incluye más de 150000 especies, entre ellas las moscas, mosquitos y tábanos, muchos de los cuales son plagas agrícolas y otros son depredadores de ellas.
Un ejemplo de Dipteros perjudiciales, mosca de la fruta (Ceratitis capitata)

Lepidoptera
El grupo de los lepidópteros integra a las mariposas y polillas. La mayoría de especies son de vida nocturna. Tienen metamorfosis completa pasando por una fase larvaria conocida como oruga. Tiene dos pares de alas con escamas. Estas escamas proveen distintos patrones de color, muy útiles en la identificación de los adultos. En estado larvario la boca es masticadora y son fitófagas y muchas tienen importancia agrícola.
– Lepidopteros perjudiciales: Oruga del tomate (Heliothis armígera) (Helicoverpa armiguera), Gusanos grises (Agrotis pp), Polilla del tomate (Tuta absoluta), Taladro del maíz (Ostrinia nubilalis), Plusia (Autographa gamma), Rosquilla negra (Spodoptera littoralis), Rosquilla verde o gardama (Spodoptera exigua), Procesionaría del pino (Thaumetopoea pityocampa), Barrenador de la alcachofa (Hydroecia xanthenes=Gortyna xanthenes), Polilla de las cruciferas (Plutella xylostella), etc

Hymenoptera
El grupo de los himenópteros Comprende animales tan comunes como las hormigas, las abejas y las avispas. Presentan metamorfosis completa y es común que se reproduzcan por partenogénesis. Hay muchas especies que son sociales y viven en sociedades con diferentes castas como es el caso del individuo con jerarquía superior, la reina, existen también las obreras y zánganos. Probablemente es el orden con mayor número de insectos beneficiosos para el hombre, pues incluye muchos parasitoides, depredadores de otros insectos y polinizadores de plantas.
– Hymenopteros beneficiosos: Apanteles, Bombus terrestres (abejorro), Apis mellifera (Abeja), Encarsia Formosa, Eretmocerus mundus, Trialeurodes vaporariorum, etc
– Hymenopteros perjudiciales: Falsa oruga del rosal, Avispa cortadora, etc

Neuroptera
Tiene dos pares de alas iguales con abundantes nervadurasy boca masticadora con metamorfosis completa. Dentro de este orden se encuentran especies como las conocidas comúnmente con el nombre de crisopas y hormigas león. En la agricultura tienen gran importancia porque son depredadores de insectos fitófagos.

ORDEN HETEROPTERA (Hemíptera)
Dentro de este orden de metamorfosis sencilla, los insectos tienen las alas anteriores tienen la mitad basal endurecida y la porcióndistal membranosa y reciben el nombre de hemiélitros (mitadélitros).El aparato bucal es chupador- picador, con forma de pico (estilete) segmentado que sale de la parte anterior de lacabeza.Los insectos de este orden son conocidos con el nombre común de chinches. El trips Frankliniella occidentalis transmite el virus del bronceado del tomate (TSWV). Se manifiesta en forma de manchas circulares con muerte del tejido, tanto en hojas, flores y frutos. Algunas se alimentan de polen y otras son predadoras, al menos ocasionalmente, y chupan los fluidos de los pulgones, ácaros y otros pequeños artrópodos.

ORDEN HOMOPTERA
Presentan dos pares de alas membranosas y los hay también ápteros (sin alas), como los pulgones. El aparato bucal es chupador- picador. En este orden se encuentran los pulgones, moscas blancas, cochinillas, psilas, chicharras, piojos de los cítricos y muchos otros. Todas las especies son fitófagas (se alimentan de tejidos vegetales) produciendo daños:

  • Causados al clavar el estilete en los tejidos para alimentarse
  • Cuando se alimentan, la savia que no aprovecha forma una melaza sobre la que se desarrolla el hongo Fumagina sp. (la «negrilla»), la cual reduce el proceso de fotosíntesis y deprecia los frutos
  • Transmisión de virosis

En esta orden encontramos insectos que producen graves daños en agricultura y jardinería:

Pulgones (ÁFIDOS):
Pueden ser alados ó ápteros. La dispersión de la plaga se produce por los adultos alados.
Myzus persicae, Aphis gossypi, Aphis Fabae, Narsonovia ribisnigri,
Aphis craccivora, Alacorthum solani
Myzus persicae, Aphis gossypi,

Cochinillas (CÓCCIDOS)
Todas las Cochinillas se caracterizan por tener una especie de escudo protector, de distintos colores y consistencias, según la especie de que se trate. Son difíciles de combatir porque tienen caparazones que les protege de los insecticidas. Los tratamientos con productos químicos, deben ir dirigidos contra las larvas para que sean mucho más eficaces

  • Diaspinos. No segregan melaza.
    Piojo rojo de California (Aonidiella aurantii)
    Piojo blanco (Aspidiotus nerii)
    Piojo gris (Parlatoria perganderi)
    Serpeta fina (Lepidosaphes gloverii)
    Serpeta gruesa (Lepidosaphes beckii)
    Piojo de San José (Quadraspidiotus perniciosus): ataca a frutales.
  • Lecaninos
    Caparreta negra o Cochinilla de la tizne o Cochinilla del olivo (Saissetia oleae). Hace más daño la Negrilla que ella. Caparreta blanca (Ceroplastes sinensis). Sin importancia económica.
    Cochinilla de los agrios (Coccus hesperidium). No precisa tratamiento alguno, ya que es controlada totalmente por la lucha biológica.

Moscas blancas (ALEURÓDIDOS)
Los adultos hacen la puesta de huevos en el envés de las hojas, de ellos salen las larvas que se quedan en la hoja hasta que completan el ciclo y emerge el adulto. Cuando se agitan las plantas se puede ver volar una nubecilla de adultos de mosca blanca.

Psilas. PSYLLIDAE
Psila del peral. Psylla pyri Psilas del Ficus Ninfa

Chicharras (CICADÉLIDOS)
Mosquito verde ( Empoasca sp.). Los adultos parecen, pequeñas cigarras de 3 ó 4 mm. Son de color verdoso y vuelan o saltan rápidamente.

Etiquetas de lecciones: control biologico, gestión integrada de plagas
Volver a: Privado: Curso de Fitosanitarios Profesional

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies